CIUDAD DE ALCORCÓN 9-5 MANZANARES FS

CIUDAD DE ALCORCÓN 9-5 MANZANARES FS

El Fütbol Sala Ciudad de Alcorcón puso fin en la tarde de ayer sábado a su corta andadura por laSegunda B. Los amarillos cumplieron con la parte que de ellos dependía y derrotaron a Manzanares FSpor 9-5, pero la victoria de Simancas por 7-1 ante Xaloc Alacant propició un empate a 24 puntos entre los tres implicados, por lo que el Ciudad, que solo ha sumado uno de dieciocho puntos posibles en los enfrentamientos con rivales directos, perdió la categoría junto a Orihuela, que termina el año colista pese a haber llegado a la última jornada fuera del descenso.

Los de Ángel Sáiz, que tuvieron a última hora la baja de Tito, sabían que tenían que hacer, al menos, sus deberes para tratar de permanecer una temporada más en Segunda B, pero también que no dependían de sí mismos, sino del partido de Orihuela frente al líder Rivas 95, y del fatídico encuentro que enfrentaba a Simancas y Xaloc Alacant, con ambos equipos implicados en la lucha por eludir el descenso, aunque las probabilidades de que se le complicasen las cosas al conjunto alicantino eran demasiado superfluas. Y con esa premisa salieron a la cancha de Los Cantos, y, aunque fue Manzanares quien golpeó primero por medio de su capitán De la Cuerda tras una jugada ensayada, poco tardaron los locales en dar la vuelta al marcador. Primero, Salguero igualó con un golazo a la salida de un córner, y después, Luna, tras una gran jugada individual de Boris, le pegó con todo el alma desde quince metros para batir a Morales.

Diez minutos de juego y los amarillos ya ganaban, pero querían más. Raúl García y Luna tuvieron el tercero, que finalmente obró Pompas tras un buen contragolpe. El Ciudad le imprimía un fuerte ritmo al partido que el conjunto ciudadrealeño, dirigido por el alcorconero Daniel Labián, no sabía seguir. Los amarillos, a base de coraje e intensidad, estaban espléndidos, hasta tal punto que hicieron el cuarto desde un lugar tan hostil para los de Sáiz como el doble-penalti. Habría que tirar demasiado de hemeroteca para terminar de dilucidar si los alfareros habían anotado algún gol desde los diez metros en toda la temporada. Pues ayer, a falta de dos minutos para el descanso, Ballano lo hizo tras una falta cometida por sí mismo, ajustando el lanzamiento al palo izquierdo de Morales, haciendo inútil sus esfuerzos por atajarlo.

Con ese 4-1 se llegaba al entretiempo, aunque las noticias que llegaban desde otros lugares no eran todo lo buenas posibles. Lo positivo era que Orihuela perdía, pero en la otra cara de la moneda, Simancas vencía 3-1 a Xaloc, resultado que enviaba a los amarillos a Tercera y salvaba a Xaloc y Simancas.

Pero, lejos de amilanarse, los amarillos siguieron creyendo en sus opciones. Si había que morir, esa era la única manera de hacerlo. Que por lo menos no se dijese que no lo habían intentado hasta el final. Y así salieron a la segunda, en la que lograron el quinto al poco de la reanudación con un tiro lejano de Ballano con el Ciudad en superioridad tras la expulsión del visitante (aunque alcorconero) Pablo Palomares. Con portero-jugador (situación en la que ya terminaron el primer tiempo), Manzanares comenzó a aproximarse a los dominios de Iñaki, que estuvo tremendamente acertado. Un buen portero en fútbol sala es más que clave, y ayer el joven lo fue para los alfareros, que, si bien lograron el sexto por medio de Luna tras un robo con Manzanares de cinco, empezaron a verse sometidos según pasaban los minutos al juego de los visitantes de manera inexorable.

De un momento a otro, Manzanares espabiló y comenzó a hacerse dueño del juego. Con jugadas largas y elaboradas, inquietaban sin descanso los dominios de los alcorconero, que, quizá algo relajados por los cinco goles de renta, observaban impasibles el despertar visitante. En estas, Iñaki apareció una y otra vez salvando a los suyos, hasta que a los diez minutos Villena, tras una buena jugada, acortó distancias.

Comenzaron entonces los instantes más negros para el Ciudad. Ya se sabe que en el fútbol sala no hay absolutamente nada escrito, y que el balón vuela de área a área en cuestión de escasos segundos. Y así, Manzanares empezó a creer en sus opciones y terminó de tomarle el pulso al partido. Apenas segundos después, De la Cuerda hizo el 6-3 tras un buen contragolpe, preludio del 6-4 que llegaría de manera consecutiva obra de nuevo de Villena. Ángel Sáiz pidió tiempo para tratar de calmar la contienda, pero no sirvió de nada, pues solo un instante después Kita fusilaba a Iñaki tras un fallo de Boris en la salida de balón para dejar a los visitantes a solo un gol de ventaja.

En menos de tres minutos, Manzanares había anotado cuatro goles que les habían metido de lleno en el encuentro. Había partido, vaya sí lo había. Qué deporte bonito este del fútbol sala. Quedaban seis minutos y el Ciudad necesitaba como el comer despertar de la caraja. Le costó, pero finalmente se rehízo, en parte gracias a un robo de Ballano con Manzanares tratando de salir de cinco que el ’17’ amarillo empujó a la red redondeando su ‘hattrick’. Un tanto que supuso un gran balón de oxígeno para los alfareros y obligó a los visitantes a terminar de partirse, lo que propició que el Ciudad, bien agazapado, redondease la goleada con tantos de Morales y Luna, que también quería su ‘hattrick’ y acaba la temporada con nada menos que 29 tantos.

Así, los amarillos cumplieron con su parte del trato en uno de sus mejores partidos de la temporada, aunque la victoria final de Simancas 7-1 abocó a la clasificación final a un triple empate a 24 puntos entre Ciudad, Simancas y Xaloc. Ante ello, el criterio es claro: impera el goal-average individual entre los conjuntos. En este sentido, de los 12 puntos posibles en esta ‘Liga a tres bandas’, Simancas ha cerrado el año con 10, Xaloc con 6, y el Ciudad solo con 1 tras caer en ambos encuentros ante los alicantinos y en la ida frente a Simancas, con quien empató en la vuelta. Eso es lo que ha terminado de condenar a los amarillos, que para más inri también perdieron sus dos duelos frente a Orihuela y cierran la Liga con el triste bagaje de 1 de 18 puntos posibles ante rivales directos. En el otro extremo, de los 22 puntos con los que Orihuela (que cayó goleado 1-9 frente a Rivas 95 y termina colista pese a iniciar la jornada fuera de los puestos de descenso) cierra la competición, 15 fueron en estos enfrentamientos.

Los amarillos clausuran la temporada en el penúltimo lugar y se vuelven a Tercera en el año de su debut en la división de bronce del fútbol español. Y lo hacen tras un año plagado de contratiempos en el que lo más positivo ha sido el encomiable trabajo de Ángel Sáiz y los suyos, que han navegado contracorriente en todo momento. La escasa planificación y la corta experiencia del bloque, que ha obligado a dar dos pasos hacia delante a ‘chavales’ como Pompas, Iñaki, Boris o Ballano, que han tenido que tirar del bloque junto a los Luna, Raúl García, Guaita o el capitán Salguero, han sido lacras muy difíciles que han estado presentes en todo momento en el conjunto amarillo, que si bien ha terminado cayendo al pozo, lo ha hecho como hay que hacerlo. Si me permiten el guarismo, por la puerta grande. Y sin perderle el ritmo a la Liga en ningún momento.

FICHA TÉCNICA

Fútbol Sala Ciudad de Alcorcón: Iñaki; Salguero (c), Raúl García, Pompas y Boris –cinco inicial-. Suplentes: Dani Juárez (p.s), Luna, Ballano, Guaita y Alex Macías (Entrenador – Ángel Sáiz)

Manzanares FS Quesos El Hidalgo: Morales; De la Cuerda (c), Chin, Loren y Pablo Palomares –cinco inicial-. Suplentes: Omar (p.s), Kita, Villena, Pepe, Juanvi y ‘Pichón’ (Entrenador – Daniel Labián).

Goles: 0-1 De la Cuerda (6’); 1-1 Salguero (8’); 2-1 Luna (10’); 3-1 Pompas (13’); 4-1 Ballano (18’); 5-1 Ballano (22’); 6-1 Luna (26’); 6-2 Villena (31’); 6-3 De la Cuerda (31’); 6-4 Villena (32’); 6-5 Kita (33’); 7-5 Ballano (37’); 8-5 Morales (39’); 9-5 Luna (40’).

Árbitros: Contreras Tejedor y Arrazuela (c. castellano-leonés): Mostraron tarjetas amarillas a Salguero (8’), Guaita (18’), Chin (18’), Ballano (34’) y Kita (39’). Expulsaron por doble amarilla al visitante Pablo Palomares (17’ y 22’).

Incidencias: Polideportivo Municipal de Los Cantos, Alcorcón. Unos 300 espectadores. Última jornada del Grupo IV de Segunda B del futbol sala nacional.

Fotografía: Quique Rubio (@as_quiquerubio)

Por Alex Jiménez (@AlexJota12) de www.deportedealcorcon.com

:

 

sala1

Deja tucomentario

(obligatorio)